css.php

Sobre prácticas de escribir apuntes de campo

Me resultó difícil encontrar fuentes que hablen sobre las realidades y luchas del día a día para mantener apuntes de campo regulares durante la investigación etnográfica y cómo se ven esos apuntes de campo y lo que realmente representan–es decir, las prácticas de tomar apuntes de campo, en vez de un método ideal (o extremadamente tipo A de personalidad) para tomarlos. Con esto en mente, estoy compartiendo aquí algunas de mis prácticas y dificultades para tomar apuntes de campo. Me apoyo en el libro Field Notes por Luis A. Vivanco (2016) por su muy útil teorización y discusión concreta sobre la toma de apuntes de campo (y los métodos etnográficos en general). Aprecio mucho el enfoque de Vivanco, tal como está escrito en el título del capítulo uno, que enfatiza: “la antropología más allá de ‘solo ve y hazlo'”.

Durante mi investigación actual, he estado tomando tres tipos de apuntes de campo, en el siguiente orden (al menos últimamente):

(1) Escritura reflexiva;

(2) Anotar detalles en el momento; y

(3) Apuntes de Campo convencionales, un poco más formalizadas: resúmenes detallados de eventos con oraciones completamente formadas que escribo más tarde en el día o los días siguientes en un formulario particular que creé (basado en un ejemplo en Vivanco 2016 en la página 41).

Tomo las notas de ambos tipos (1) y (2) en dos formas: en una aplicación de apuntes que se sincroniza automáticamente entre mi teléfono y la computadora (uso la aplicación de Notes de Apple pre-instalada en mi iPhone 7 y Macbook Air), y escribo en lápiz en una cuaderna física dedicada a mi investigación actual (he escrito sobre el tipo de cuaderna y unas herramientas para la etnografía aquí). El tipo (3) solo escribo estrictamente en mi laptop y lo guardo como archivos .doc de Word.

En términos de guardar copias de seguridad, mi objetivo también ha sido copiar / pegar toda la escritura reflexiva tipo (1) que ya está escrita en la aplicación de Notas en un Word .doc mensual (para una protección adicional en caso de que la aplicación tenga alguna error). Luego trato de hacer una copia de seguridad completa de todos los contenidos de mi laptop local (incluidos los archivos .doc de los tipos de apuntes (1) y (3)) en un disco duro de reserva cada dos semanas más o menos. No guardo regularmente los apuntes escritos de tipo (2) de la misma manera porque con suerte ya estén resumidos y incluidos en mis apuntes de tipo (3) más formalizadas, o a veces en mis apuntes de tipo (1), de una manera más detallada. Sin embargo, idealmente, también fotocopiaría regularmente y guardaría copias de mis apuntes escritos a mano de tipo (2) en mi laptop, la cual realizo regularmente una copia de seguridad.

Hago mucha escritura reflexiva. La forma en que la escribo es un jaleo total entre lo que estoy aprendiendo sobre mi tema de investigación, sobre mí, sobre las relaciones entre mí y mi tema de investigación, sobre métodos etnográficos, sobre teoría, sobre enseñanza, y también borradores de publicaciones del blog como ésta aquí. A menudo hago una especie de escritura reflexiva en la aplicación de apuntes en mi teléfono cuando intento enfrentar preguntas grandes o cuando siento mucha ansiedad o simplemente me siento mucho en general. Lo que me gusta de este tipo de apuntes es que me permite un espacio para mantener un registro de lo que está sucediendo en mi cabeza, cómo estoy pensando a través de las prácticas de los métodos que estoy intentando, y cómo la investigación que estoy intentando a realizar nunca se puede separarse realmente de este proceso en el que la pienso y la practico. También encuentro que este tipo de apuntes es algo terapéutico.

Screen shot of the Notes app (pre-installed on Macbook computers) with a draft note highlighted. The title of the highlighted note is "Fieldwork Free Write".
Captura de pantalla de mi aplicación Notes abierta en mi laptop, con el apunte actualmente abierta “Fieldwork Free Write” resaltada en amarillo

Tomo estos apuntes en una sola “Note” [vea la foto de arriba, el apunte titulado “Fieldwork Free Write,” o sea Escritura libre de trabajo de campo, que está resaltada en amarillo] dividida por mes, escrito en mayúsculas y negrita, con el tema de cada flujo de pensamiento en negrita ante un trozo de escritura. Dentro de esos apuntes largos, organizo los meses y el contenido dentro de cada mes para que la escritura más reciente siempre aparezca en la parte superior del apunte, así que es lo primero que veo cuando abro el archivo de apuntes y cuando me desplazo hacia abajo puedo ver todas mis reflexiones pasadas en orden cronológico inverso. En eso apunte de “Escritura libre de trabajo de campo” también incluyo notas sobre citas, políticas, noticias y temas para buscar más información.

Dicho esto, también veo la importancia de tomar apuntes de campo convencionales más formales: tipo (3). Al final del día, esta investigación que estoy haciendo no se trata tanto de mí como de una formación social que constituye un movimiento político y la importancia de ese movimiento en relación con las personas que lo componen o se dice que están representadas por él, además de políticas locales, regionales, nacionales y transnacionales. Al centrarme demasiado en mi papel y mis sentimientos como investigadora, el enfoque se centra más en mi propia subjetividad y en cuestiones de métodos. Estas son preguntas muy valiosas e importantes que están profundamente enredadas con la investigación que realizo, pero ese enfoque puede desviar la atención y el espacio de los detalles del movimiento en sí, y no solo de mis interacciones con él. Espero que en mi proceso de redacción en el futuro cercano encuentre un tipo de equilibrio al discutir tanto mi relación con la investigación como la investigación misma.

photograph of page 41 from Vivanco 2016, which includes images of two field note writing styles
Foto de Vivanco 2016, página 41, que presenta dos estilos de tomar apuntes de campo (en inglés)

En mi práctica, los apuntes de campo más formalizados me obligan a centrarme más específicamente en la investigación misma, a crear un registro detallado de los eventos y espacios en los que participé y / u observé, dónde / cuándo / cómo ocurren los eventos por o con quién, y detalles y antecedentes sobre cómo ocurren en la práctica entre personas en lugares. Comencé a tomar apuntes de campo de una manera que también delinea un espacio para preguntas posteriores e ideas escritas para mí mismo en el futuro (que Vivanco defiende en las páginas 40 y 42, citando a Emerson et al. 2011), incluyendo preguntas futuras para investigar, lugares futuros para buscar fuentes, contactos futuros para comunicarse, y citas o información para buscar.

Siguiendo un ejemplo de la investigadora etnográfica Teresa Mares, incluido en el libro de Vivanco en la página 41 (ver foto arriba), creé un formulario en un .doc para que yo misma copie / pegue y guarde como un documento nuevo para comenzar a tomar apuntes de campo para un evento en particular. Siempre guardo el nombre del archivo con la fecha completa seguida del nombre del evento, por ejemplo: 09.19.2019_nombre_del_evento.doc (y no uso ningún espacio en los nombres de los archivos en caso de que quiera intentar ejecutar una programa digital a estos archivos en el futuro.)

Descargar mi formulario de .doc para Apuntes de Campo

Vivanco comparte algunos buenos consejos con respecto a algunos de los “principios principales para tomar buenos apuntes” (páginas 40-41), resumidos y resumidos a continuación:

    • “Anote algunos antecedentes”.
    • “Muestra, no digas”.
    • “Evita generalizar”.
    • “Evita proyectar estados internos y emociones”.
    • “Anote cualquier detalle sensorial e intuición que pueda tener”.
    • “Mantenga una lista actualizada de preguntas”.

Vivanco también incluye algunas “estrategias prácticas para tomar apuntes éticas” (en la página 52), que pueden ser difíciles de equilibrar mientras capturando los detalles anteriores y al mismo tiempo moviendo entre eventos:

    • “Elimine la información de identificación sobre las personas que está observando o entrevistando”, aunque yo agregaría algunas excepciones: si es una figura pública hablando abiertamente a la audiencia durante un evento que es claramente público, o durante una entrevista durante la cual el entrevistado prefiere y consiente ser identificado por su nombre.
    • “Utilice seudónimos para individuos en lugar de nombres reales”.
    • “Intente no incluir detalles sobre las personas que podrían permitir su identificación si alguien ve sus apuntes”.
    • “Mantenga sus notas en un archivo de computadora protegido por contraseña o en un archivador cerrado”.
    • Además, agregaría: ¡a veces simplemente no tome apuntes! Específicamente, si alguien deja en claro que algo es privado o no se debe compartir

Además, recuerde que los apuntes de campo guardados en la nube, que incluyen las aplicaciones de celular o computadora que guardan o sincronizan información en línea, no son completamente confidenciales (lo discuto más en esta publicación, en “Una nota sobre la toma de apuntes de campo” ).

Por último, debo agregar, en nombre de la honestidad (que la academia necesita desesperadamente más), ¡que procrastino mucho escribir estos apuntes de campo más formales! No, no le diré a internet cuánto. ¿Y creo que eso se practica con bastante frecuencia pero no se admite?

De todos modos, esto es todo lo que tengo por ahora sobre los apuntes de campo. A los otres investigadora/es: ¡Podemos hacerlo! ¡Asumo que nuestros seres del futuro nos agradecerán por tantos y tan buenos apuntes que podamos producir!

Referencia citada:

Vivanco, Luis A. 2016. Field Noes: A Guided Journal for Doing Anthropology. New York, NY: Oxford University Press.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.